Edificio de usos múltiples: Policía, salvamento marítimo y atención primaria

La propuesta establece, como base del proyecto, una geometría redonda en planta que reduce las turbulencias del viento, muy acusado en La Manga del Mar Menor, y que mejora las maniobras aéreas en el helipuerto, el elemento más definitorio del programa debido a su tamaño y complejidad.

Bajo esta pieza aeronáutica, los servicios de seguridad se organizan en varias plantas circulares, excéntricas entre sí,  que generan sombras arrojadas unas sobre otras y que componen una presencia amena y reconocible a la vez.

El desplazamiento del caparazón estructural y las escaleras helicoidales a la fachada libera el espacio alrededor del corazón estructural y los servicios. Esta acción genera plantas y espacios muy flexibles que hacen posible hacer cualquier tipo de partición que contenga las oficinas, salas de control o cualquier otro tipo de espacio.

La estrategia por lo tanto es clara, responder de forma eficiente a las características más difíciles del programa a la vez que se genera una potente silueta en el paisaje identificable desde la lejanía, ya sea en el mar o en la propia manga.

Equipo: Jose M. Mateo, Pedro Garcia Martínez, Jose G. Agüera, Antonio J. Martínez, Mario Méndez y Pepo Devesa

  • Primer premio concurso internacional de ideas
  • Publicaciones: Future architecture (43-44)